Crítica de arte


“No te puedes esconder, está ahi y te persigue, tarde o temprano te cogerá, no lo ves es omnipresente, es invisible, tiene mil formas y todas ellas sólo entienden un idioma, sólo un lenguaje, el lenguaje del beso.

No importa cuanto corras, no importa la distancia que te alejas hacia el horizonte, si entras en sus planes, te va a coger y todo el mundo lo sabe, con amor no se juega.”

Aquí estamos ante una obra de Alex Camps (http://alexcamps.blogspot.com/search/label/Ilustration), titulada “todo el mundo lo sabe”, a la obra le ha sumado un texto, que explica algunas cosas al respecto. La obra nos ha llamado mucho la atención por varios motivos pero principalmente por su mensaje que, aunque está expresado de forma muy sencilla, tiene gran profundidad. Podemos hacer infinidad de interpretaciones de esta obra, nos puede sugerir el tema del lesbianismo, de la imposibilidad de controlar nuestros impulsos, incluso simplemente una forma de representar el amor, pero nos centraremos en una interpretación algo más oculta, que no tiene porque ser la mejor ni la más acertada.

Al observar dos veces la obra nos llama la atención que las personas que se besan, son la misma persona, todo cabe aquí, podria ser un hombre y una mujer, dos mujeres, dos hombres, pero nosotros nos decantamos por que se trata de un beso a sí mism@. Y ya no solo interpretamos que la obra habla del amor a uno mismo, sino ya de la pasión, porque si observamos el beso representado no expresa precisamente el amor cándido e inocente, sino que nos hace explorar los sentimientos más ocultos del ser humano, y que es el arte sino?

Esta obra entra en un terreno peligroso, que no “conviene” explorar, y el artista lo sabe, consciente o inconscientemente, sabe que toca lo prohibido, de modo que los colores, los rasgos faciales, se alejan de nuestra imagen convencional de la representación del amor, se representa un mundo con estilo underground de acorde con los mensajes secretos que nos envia.

Por último, hacer una referéncia al tema de la muerte, en la obra se deja entrever sutilmente, a través de los dientes, no es casualidad, y no es de extrañar ya que amor y muerte son temas inseparables en nuestras dramáticas vidas, lean sino el escrito del autor pensando en la muerte, no es su definición?

Pink

Hablando de la expo de Zaragoza, cabe hacer referencia a la gran escultura sobre el tema principal de la expo: “el agua”. Parece ser que la intención era hacer una instalación digital efímera pero finalmente parecia más fácil hacer la instalación con las manos y con materiales tangibles, ahora ha surgido una plataforma que quiere “salvar” la escultura de su destrucción ya que ha calado en mucha gente.

Escultura de Agua de la Expo Zaragoza

Escultura de Agua de la Expo Zaragoza

La obra tiene su encanto, todo hay que decirlo, una figura impresionante de textura y color, que parece que representa agua en movimiento que ha quedado parada en el tiempo, nos encontramos ante un gran estallido de agua que no sabemos como se ha podido producir, y no solo eso, sino que además de producir tal movimiento de agua, el que tiene control sobre la materia también tiene control sobre el tiempo, de forma que lo para haciendonos disfrutar de una nueva vision de lo que es el agua.

Pink

Obra: Sardanes nº 37

Autora: Nuria Catala

Obra: Título desconocido

vise.jpg

Autor: Sergio Vise Rivas

Obra de la que no conocemos el título, nos muestra una ciudad con altos y delgados edificios, coches apilados y negros árboles, sobre todo este paisaje aparecen unos enamorados que vuelan libremente el uno hacia el otro hacia un abrazo lleno de amor.

El análisis de la obra es fàcil, casi trivial, el mundo civilizado se ve representado por la parte inferior de la obra, con una serie de características muy significativas: negrura, estrechez, falta de espacio, sombria y con toques de agresividad representados con los trazos rojos. Por otra parte tenemos a las personas, la parte humana y vital de la obra: las personas son volàtiles, son grandes, tienen espacio para moverse, son de color blanco.

Quiero hacer inciso en los tamaños en esta obra, no es casualidad que los edificios, los árboles y los coches sean miniaturas al lado de las personas, el mobiliario urbano al que estamos acostumbrados se lleva el protagonismo en muchas obras que conocemos, pero aquí se quiere dejar claro que ante este paisaje, que puede ser abrumador en muchas ocasiones, lo importante son las personas, son grandes porque todo está contruido para ellas, los coches para transportarlos, las viviendas para darles un techo, los arboles para darles sombra, y a veces olvidamos el porque de las cosas y la importancia que todo tiene.
Gran contraste el de esta obra, la ciudad deshumanizada y estresante no podra vencer a la imaginación humana, a los sentimientos de amor y a la alegria de vivir, esta alegria nos hará volar y allí en las nuves, encontraremos la felicidad.

Pink

Obra: Mural Hotel Indalo de Santa Susanna

Autor: Carles Arola i Vera

Esta obra nos la tenemos que imaginar en su lugar, pues se trata de un mural en una pared. La obra resalta por su sencillez, los trazos son simples, casi infantiles, predominando los trazos geométricos, esta sencillez se deja mezclar con gran maestría, de manera que, junto con los colores, el conjunto crea un efecto realista, dando lugar a luces, sombras y el movimiento oscilante del mar. Contrasta la calma del cielo azul con la lucha de trazos del mar, el mar adquiere una gran fuerza, el contraste también nos lo marcan las líneas, curvas y delicadas en el cielo y lineas rectas y estridentes en el mar. Hay dos partes diferenciadas que nos van a marcar nuestra vision de la obra.

Vemos unos barcos de vela que compiten en una carrera contra el mar, una lucha que sin duda van a perder, pero aun así danzan con gran fuerza y alegria vital.Como alegoria de la vida, esta obra nos muestra la fuerza con la que debemos vivir contra viento y marea, nunca mejor dicho, saltando los obstáculos que nos presenta el dia a dia, nos da esperanza, porque nos dice que no estamos solos en esta lucha, que hay otros que se encuentran en la misma situación.

Al final, si miramos hacia arriba, vemos la cúpula donde se encuentra ubicada esta obra, y oh sorpresa! vemos la ascension, el final del viaje terrenal, en una succión irremediable a algun lugar nuevo y desconocido. Los barcos con sus formas flechadas nos indican el camino, y pese a la fuerza que nos atrae nos sentimos tranquilos porque al final encontramos la armonia.

Pink

Obra: Sin título, tamaño desconocido.

Artista: Guillermo Grandal

El artista reproduce la soledad, la pena, como también reproduce la amistad, el amor, la fraternalidad en manos de un niño el cual se ha visto obligado a crecer antes de tiempo. ¿Dónde están mis padres?, se pregunta el hermano grande, mientras el pequeño sirve agua sin conciencia aun de la concepción del mundo. El grande arropa al pequeño.
Guillermo Grandal reproduce con gran crudeza este instante. El plato está frío. El pan está duro. ¿Quién ha cocinado el plato? Eso da lo mismo. Cuando observamos el cuadro, la melancolía hace mella en nuestra conciencia y para unos pasará desapercibido pero para otros será un llamamiento a la nostalgia de esas épocas duras de la vida donde la pobreza crea unión y hace fuertes los vínculos.
La idea no es original, pero la elaboración es muy correcta. La expresión de la cara de los chicos, lo mejor del cuadro.

Puede que esta obra no sea la más representativa de Guillermo Grandal, pero he seleccionado esta de entre toda sus obras (retratos, impresionismo, expresionismo, …) por la manera tan perfecta que transmite los sentimientos. Guillermo tiene el potencial para ser uno de los grandes; no entiendo como aun no ha explosionado su arte. Desde estas líneas hago un llamamiento para que Guillermo Grandal sea más atrevido y se lance a la aventura de realizar temas más osados. La técnica es buena, ahora solo falta pulirla con la imaginación.

Don Berto Rascazzione

Obra: “One Day I Cried” Oil on Canvas 107 x 97

Artista: Xoanxo

Crítica:

Cuando la inspiración quiso dotar a una mente del poder de expresión suficiente para poder transmitir sin palabras el dolor de un pueblo y el sufrimiento de varias generaciones, eligió a Xoanxo. Éste, se dejó imbuir por la quinta esencia y creó “One Day I Cried” Un día lloré. Un título que es media obra y la otra mitad es creada con pintura.

El autor ha seleccionado dos colores claves para interpretar la obra:

Negro / Blanco

Negro es (y seguro que es),
El color del petróleo
El color del sudor del mar
El color de las aves de las costas del norte
El color de los arenales
El color de la tempestad
El color del luto
El color de la noche
El color de la muerte
El color del dinero
El color del traje de Aznar, de Fraga y de su pm
El color de ….

Blanco es (quizás es),

Un gallego o
Su lágrima o
La lagrima de su madre o
La lagrima de sus hijos o
Quien sabe, quizás es la mierda de una gaviota que se caga en todo lo negro.

Quien conoce la historia del pueblo Gallego, entenderá la interpretación de esta obra.

Don Berto Rascazzione

Obra: Oleo con arena sobre tablex entelado de 100×110

el-duelo.jpg

Artista: Antonio Peña

Artículo:

El Torero, el hombre.
El Toro, un animal.
La noche, el peligro.
Todo en conjunto representa el desafío.

Volver a empezar,
alguien lo definió como un duelo.
El torero que desnudo demuestra su valentía,
en la noche impresa a la luz de la luna llena.

Quién sabe si detrás del cuadro
se esconde como espectador
su más ferviente admirador.

Los elementos de la obra se encuentran en buena conjunción. En el centro de la pintura se encuentra el sexo del varón*, el cual es escondido por el manto rojo (el escudo del torero). Detrás del hombre, la luna llena rodea la espalda provocando en el espectador la sensación que el valiente posee un cierto toque de misticismo. La ropa reposa en el suelo, dándonos a entender que el espectáculo hace pocos momentos que ha empezado. El toro, con mirada inexpresiva y astas de medio metro se dispone ha atacar sin éxito al beligerante, que parece ser ya ha esquivado la primera cornada.
No es la primera vez que el torero lo intenta en medio de la noche, en medio de la nada, solo ante el peligro. En el abdomen parece que ya tiene dos cornadas de duelos anteriores; esta vez seguro que cansa al toro antes de sufrir otra venganza. Su mirada fría e impasible así nos lo indica.

Esta obra representa la confrontación del ser humano con el destino. Aun en cueros, la persona es capaz de torear la adversidad del peligro. No veo en la pintura ningún afán de realzar el arte del toreo, ni alardes de violencia. Si así fuera, el torero estaría en un ruedo y a la vista, la espada del matador. En esta pintura encontramos el valor de un hombre, al mantenerse inmóvil ante la que seguro, no es su primera capeada.

Extrapolemos la obra a la realidad:

La vida es así, una continua lucha contra el peligro. Unas veces vamos en busca de él, pero otras, nos encontramos de frente, de sorpresa, en cueros. ALA, CAPEA EL PELIGRO, SI PUEDES!
Para el que realmente sabe como las gasta la vida en ciertas ocasiones, este cuadro es digno de ser colgado en casa del empresario que emprendió la aventura de ganarse la vida a costa de su sudor o en casa del deportista que inició una carrera para llegar primero a la meta o en un pabellón de enfermos de cáncer … (el arte siempre estuvo allí para impresionarnos con su mensaje oculto)

*El sexo del varon representa la virilidad del sujeto. El poder, el totem.

Don Berto Rascazzione

Obra: Esperando la vendimia, OLEO SOBRE TABLA 40 X 30

racimo

Artista: Conchita Quesada

Crítica:

Siempre me ha gustado este tipo de obras. Hay significados ocultos que no todo el mundo puede ver. Incluso puede llegar a pasar desapercibido por el autor. He aquí un cuadro titulado “Esperando la vendimia”. Bien, yo veo el pene de Adán. Sí, el que estaba con Eva y que descubrió el pudor y se tapó con una hoja de parra: Ese frescor que emana el racimo el cual se muestra desnudo al mundo, ese color rojo que tienen las uvas que tanto recuerdan el fluir de la sangre por un cuerpo sano… y ese verde, me encanta como incide la luz del sol sobre las hojas de parra, parece la luz del divino. Viendo esto, no es extraño que me venga a la cabeza el bautizar esta obra con un nombre más apropiado.

Por favor, no se escandalicen, pero bien una representación tan magnífica es digna de llevar un título más original y que nos permitirá aunar mucho más en los entresijos psicológicos que nos brinda el arte.

Y que decir de la siguiente …

pimpom.jpg

Esta les permito yo, ponerle un título para su propio goce…

Don Berto Rascazzione

Obra: Fotografía Zen

Artista: Juan Carlos Río

Aquí tenemos nuestra primera crítica de fotografía. Por que muy señores míos, también existen fotografías que alcanzan el apelativo de arte. El artista creador es Juan Carlos Río, un alumno aventajado del maestro zen Dokusho, que utiliza la fotografía como herramienta para transmitir las sensaciones que emana este abstracto concepto (podeis acceder a un pequeño resumen sobre el Zen en la misma página web del autor).

No se puede criticar la paz, no se puede interpretar la imperturbabilidad , se requieren años y años para alcanzar la paz espiritual, pero un instante para notar su presencia. Si la paz esta en la naturaleza. Esta fotografía es la paz, e aquí un instante.

Nada mejor que las mismas palabras que utiliza el autor de la fotografia para presentar la obra:

Cuando realizo una fotografía, intento que sea con plena consciencia del momento. Ese acto, supone tan solo una más de las actividades que como ser humano puedo realizar. Cada instante es entonces “aquí y ahora”.
El momento actual se convierte así en el único destello de vida que verdaderamente poseo. Con ello, mi mente permanece atenta en plasmar la verdadera naturaleza de las cosas. La luna es la luna, un charco es un charco; pero una fotografía, como todos nuestros pensamientos, tan solo son el reflejo de la luna en ese charco.
La mente es como la misma naturaleza, siendo su propia esencia libre y pura. Escuchemos el agua de los ríos que fluye entre los guijarros, hierbas, árboles y montañas, prestando atención a las enseñanzas que nos están transmitiendo con su voz.

Fotografía con © Juan Carlos del Río

Don Berto Rascazzione

Página siguiente »