Obra: Sin título, tamaño desconocido.

Artista: Guillermo Grandal

El artista reproduce la soledad, la pena, como también reproduce la amistad, el amor, la fraternalidad en manos de un niño el cual se ha visto obligado a crecer antes de tiempo. ¿Dónde están mis padres?, se pregunta el hermano grande, mientras el pequeño sirve agua sin conciencia aun de la concepción del mundo. El grande arropa al pequeño.
Guillermo Grandal reproduce con gran crudeza este instante. El plato está frío. El pan está duro. ¿Quién ha cocinado el plato? Eso da lo mismo. Cuando observamos el cuadro, la melancolía hace mella en nuestra conciencia y para unos pasará desapercibido pero para otros será un llamamiento a la nostalgia de esas épocas duras de la vida donde la pobreza crea unión y hace fuertes los vínculos.
La idea no es original, pero la elaboración es muy correcta. La expresión de la cara de los chicos, lo mejor del cuadro.

Puede que esta obra no sea la más representativa de Guillermo Grandal, pero he seleccionado esta de entre toda sus obras (retratos, impresionismo, expresionismo, …) por la manera tan perfecta que transmite los sentimientos. Guillermo tiene el potencial para ser uno de los grandes; no entiendo como aun no ha explosionado su arte. Desde estas líneas hago un llamamiento para que Guillermo Grandal sea más atrevido y se lance a la aventura de realizar temas más osados. La técnica es buena, ahora solo falta pulirla con la imaginación.

Don Berto Rascazzione