En homenaje al hace poco fallecido Hans-Georg Gadamer, vamos a referirnos a su planteamiento sobre el arte en su obra «La Actualidad de lo Bello», en esta obra Gadamer busca la relación entre la tradición artística y el arte moderno, se enfrenta a Hegel cuando este se refiere a la «muerte del arte», así como a las posiciones que consideran el arte como expresión puramente emotiva. Gadamer afirma que el arte es una forma de conocimiento, pues, de otra manera el arte como pensaba Nietzsche está vacío de «verdad», a lo cual se suma que el arte actual prescinde de reglas. Por esto Gadamer piensa que se necesita «Justificar el arte».

Se necesita «leer» en los objetos para descubrir sus valores de arte y belleza que facilitan su comprensión y la propia auto comprensión de lo humano a lo largo del tiempo y el espacio como descubrimiento de la verdad. La aparición del «arte objetual» y el «arte conceptual» y el hecho de que se eliminen los replanteamientos de la finalidad artística -ya no la belleza, sino incluso la fealdad o el «todo vale»- se han visto reforzadas en los últimos treinta años del siglo por diversas tendencias estéticas que generan confusiones, provocando una «crisis del arte».

Esta crisis viene dada por un distanciamiento entre el artista y su destinatario. Así, por ejemplo, el arte pictórico de la alta Edad Media, era un texto de signos figurativos que instruía y permitía el conocimiento y la ilustración de un pueblo cumpliendo así una función en la sociedad. En cambio el arte no-figurativo de nuestro tiempo se convierte en un texto cerrado, hermético, sólo comprensible a una minoría. El arte de hoy representa una tarea para el pensamiento: pintura, música, teatro, arquitectura, poesía, no son textos abiertos, sino que requieren del conocimiento de un código para su comprensión por parte del destinatario.

«La obra de arte significa un crecimiento en el ser. «
GADAMER

Pink