La percepción es una forma de pensar, por tanto, hay muchos tipos de percepción, ya sea activa, inteligente, consciente, pasiva…. En referencia a las teorías de Michael J. Parsons respecto a la percepción, nos fijaremos en que Parsons establece tres tipos de cognición:

  1. Empírica: se refiere al mundo exterior, de los objetos.
  2. Moral: se refiere al mundo social, de las normas.
  3. Estética: se refiere al mundo interior, de uno mismo.

Así pues, Parsons define el arte como «la expresión y el conocimiento de uno mismo y de la naturaleza humana».

Todo aprendizaje requiere de un tiempo de asimilación y la sucesión de una serie de etapas que nos acercan a una comprensión más compleja y más madura de aquello que estamos aprendiendo. Si aceptamos que la comprensión del arte se produce en etapas, con un cierto aprendizaje, podemos decir que el arte es una forma de cognición distinta al conocimiento científico.

El arte es, en definitiva, una manera de conocer la realidad que difiere del conocimiento científico. El arte supone una actividad mental que tiene sus propios conceptos e inquietudes.

Conocer a través del arte no es tarea fácil, ya que en nuestra sociedad no se enseña a expresar o conocer el arte, sino que el único conocimiento que se acepta como verdadero, es el conocimiento científico, el que nos muestra la «verdad». Así nuestra percepción del arte variará dependiendo del nivel de comprensión que podemos llegar a alcanzar. Ante una obra de arte podemos ver belleza, un estado emocional, el medio utilizado, la forma, el estilo o el juicio estético.

Parsons alcanza a distinguir cinco etapas de desarrollo por las que pasan las personas respecto el arte, pero este tema lo trataremos en el siguiente post.

Más información en: PARSONS, Michael J (1988): «The Place of a Cognitive Developmental Approach to Aesthetic Response»

Pink